El domingo tuvo lugar el espacio de reflexión sobre la infancia sorda dirigido por nuestra socia Ana Navas. Participaron cerca de una decena de familias con miembros sordos, varios profesionales y personas que trabajan en el movimiento asociativo sordo. Durante el debate los/as más pequeños/as pudieron disfrutar de actividades y manualidades en otra sala. Como resultado del fructífero intercambio de opiniones y experiencias se espera que hayan más espacios como éste y una red de intercambio entre familias y profesionales.

ARTÍCULOS SIMILARES

0 203

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una Respuesta